Tarjeta de crédito con tu nombre

¿Que tan feliz serías si de pronto tuvieras una tarjeta de crédito ilimitada y que podrías pagar en el número de cuotas que estuvieran a tu alcance, sin cobros, ni deudas, apenas te dedicarías a pagarla conforme tu creas conveniente ?. Bien, es algo sencillo. Lo normal es que:

1.- compres una moto por ejemplo con una tarjeta de crédito y  llevas la moto a tu casa

2.- pagas 20 cuotas de 100 dólares por ejemplo

3.- No puedes saltarte ninguna cuota, no puedes atrasarte ninguna cuota, etc.

¿que tal si lo haces al revés?.

1.- Puedes saltarte cualquier cuota, puedes atrasarte en cualquier cuota

2.- pagas “N” cuotas de 10 a 100 dólares por ejemplo

3.- compras la moto y la llevas a tu casa

 

Es verdad, es algo aparentemente un simple ahorro, pero a lo que voy es, para tener una tarjeta de crédito debes tener cierta responsabilidad, porque no aplicar esa misma responsabilidad de una forma quizá con menos presión donde tu mismo, en un sobre, una caja, una alcancía, una billetera, un monedero, una funda, le pongas una etiqueta que diga: moto, o viaje, o estudios por ejemplo de esa forma juntar este dinero hasta lograr este objetivo.

La misma responsabilidad que se tiene con una tarjeta de crédito o cualquier otro crédito, la misma confianza se ha te tener con tu tarjeta personal. Paga tus cuotas, diarias, semanales o mensuales, cuando completes tus cuotas compra y probablemente con este dinero pudieras encontrar este productos a un menor precio, o de una calidad superior o con más recursos, ya que con el tiempo los productos mejoran.

Es importante clasificar todo los gastos, costos y objetivos futuros que tienes, no importa que tan grande sea la compra que quieres hacer en el futuro, pone una etiqueta y paga tus cuotas. Felicidad para ti y feliz tarjeta con tu nombre.


Productos

Otros artículos